Natalia Porras, activista trans: ?La sociedad nos estigmatiza como figuras sexuales?

Las personas trans en Costa Rica se enfrentan a una fuerte discriminación, que les impide encontrar trabajo, estudiar y hasta ser reconocidas por la identidad de género que asumen.

Nathalia Rojas Zúñiga
[email protected]

La comunidad trans es la población sexualmente diversa que más sufre discriminación. En Costa Rica, estas personas, que asumen una identidad de género distinta a la de su nacimiento, carecen de los derechos humanos básicos.

La activista Natalia Porras, de la organización Transvida, comenta en una entrevista con Voces Nuestras, cuáles son las luchas actuales de las personas transgénero, transexual e intersexuales.

Este es un extracto de la conversación:

¿Cuál es la situación de las personas trans en Costa Rica en lo que se refiere a discriminación? ¿Cuáles son las barreras con las que se topan?

Las discriminaciones para una transexual en un estado como Costa Rica, en un país de derechos, es muy grave, no tenemos casi opción laboral, no hay una carta de empleo; primero que todo por la estigmatización de la gente, el hecho de verte en una hoja de vida con el nombre masculino y una imagen femenina, todavía es muy chocante. Lastimosamente, en una sociedad tan machista como Costa Rica es muy fuerte el hecho de que te encasillen de estilista o de prostituta.

Siento que las transexuales sufrimos del bullying de la sociedad todos los días, por el hecho de que el encasillarnos tanto no nos deja surgir como mujeres trans en una sociedad; tenemos que ser lo que toda la vida se nos ha estigmatizado. Siempre lo veo como hace muchos años, cuando las mujeres no podían trabajar ni estudiar, como las estigmatizaban a estar solo en la casa, siendo solo jefas de hogar; lo que pasa es que a nosotras no nos hacen jefas de hogar, nos hacen jefas de la calle.

Estamos en una condición demasiado vulnerable, nuestra voz vale muy poco, somos una población muy débil porque tenemos que acudir a lo más rápido para subsistir. Las transexuales de Costa Rica todavía siguen recibiendo expulsiones por parte de sus familias, lo cual las hace llegar a prostituirse desde los 14 años o menos, ya que no tenemos otra oportunidad. Es feo no poder surgir, yo tuve que prescindir de mis estudios en el colegio porque recibía demasiado bullying por mi condición de género, que no se podía ocultar.

Usted comenta que muchas transexuales tienen que dedicarse al trabajo sexual porque no encuentran otra alternativa. Ahora bien, en este país no se reconoce el trabajo sexual como un oficio, no cuentan con seguridad social, son maltradas y discriminadas, ahí hay un doble problema para ustedes.

El hecho de que la sociedad todavía nos estigmatice como figuras sexuales es algo estúpido, porque nos señalan, nos juzgan, pero nos dejan en el mismo sitio, no hacen absdolutamente nada por esa población vulnerable. Es muchísimo más difícil el hecho de ser prostituta y no sentirte capaz por la sociedad; yo estudio y trato de salir adelante, pero todavía el hecho de haber sido estigmatizada durante tanto tiempo me hace sentir todavía vulnerable. Salir a la calle y buscar un trabajo y darle la cara a la sociedad todavía me da miedo.

Dentro de la comunidad sexualmente diversa hay una frase que surge, que es que la población trans es ?discriminada entre las personas discriminadas? ¿Está de acuerdo?

Totalmente, nosotras tenemos que sufrir discriminación por personas homosexuales. El hecho de que una persona gay nos discrimine o nos vea a un nivel inferior es absurdo, porque no recibimos un apoyo ni siquiera de nuestra misma población.

Esto está basado más que todo en un tabú que el ser humano no comprende, que realmente las transexuales somos mujeres. El hecho de que llegue a recibir una clase y primero tengo que pasar por la dirección para poder reconocer mi nombre en la lista para que la gente no se burle de mí, experimentar la reacción del profesor y de los alumnos es muy difícil, tengo que estar cada día con el corazón en la mano, expuesta a que me aceptan o no me aceptan. Lo que me da más gracia es que es una población de doble moral, donde la gente que te puede emplear, el dueño de una fábrica prefiere emplearme por la noche para que haga otra clase de servicios y la gente no se da cuenta de eso.

¿Me puede comentar sobre los logros básicos que ha alcanzado la comunidad trans en Costa Rica?

El hecho de que ni siquiera validen tu identidad en un registro civil o documento de identidad es frustrante. Yo soy quien soy y soy la dueña de mi vida y de mis actos. A una mujer lesbiana con apariencia de hombre llega a tomarse la foto de su cédula y no le van a decir que se maquille y tenga el pelo más largo para ?verse como mujer?. A nosotras sí, recibimos burlas, que nos laváramos la cara, nos amarráramos el pelo, que nos quitáramos los aretes; porque ellos no le tomaban una foto a un transexual.

En la actualidad este derecho está, lo que no está es el derecho al nombre en la cédula, todavía seguimos en lo mismo, es algo retrógrado. Si mi identidad no concuerda con mi nombre, hay un shock más grande. Si voy a una institución pública donde me van a llamar Andrey, sientiéndome Natalia, es incómodo para mí. Es cierto, se puede reconocer el ?conocido como?, pero en la población trans no llena las expectativas, siempre me he sentido totalmente Natalia.

Mi historia es como la de muchas trans que hay en el país; es una necesidad tener un nombre que concuerde con mi cédula, es el nuevo reto para Transvida, que el país tenga una cartera de empleo donde no se restrinja la condición de género, sexual o la imagen. Lo único que le pedimos a la población es que respeten nuestra identidad e integridad como seres humanos.

¿Considera usted que el gobierno efectivamente es transfóbico, indiferente y que no le interesan los derechos humanos de las personas trans?

Alrededor de todo lo que hemos visto y pasado, es más que claro que Costa Rica no tiene ese respeto a la identidad, a la vida y a la integridad de cada persona. El país todavía está ?en pañales? y no es en un tema de discriminación y homofobia, es en un tema de respeto y educación. Costa Rica todavía no respeta la condición sexual de cada persona ni la identidad de cada persona. Los ticos nos burlamos del gordo, del que tiene anteojos, del negro, del blanco, del chino, de la trans; todavía tenemos esa mala educación de prejuzgar a las personas sin conocer lo que hay adentro.

A manera de resumen ¿cuáles son las exigencias que le hacen al gobierno?

Cualquier transexual de cualquier parte del mundo te va a decir lo mismo. Necesitamos el derecho a que nos dejen vivir nuestra vida, a ser personas integradas en la sociedad. Todas las personas tenemos sueños, y cuando otras no dejan cumplirlos, es lo más frustrante que hay.

Que nos den el espacio en la sociedad para poder educarnos, a llevar nuestro mensaje para podernos realizar como seres humanos; tener una vida digna, real, sin tapujos, sin repulsiones, donde una no se sienta intimidada por tener un trabajo y por reclamar tu derecho a integrarte en la sociedad, donde se den cuenta que las transexuales tenemos más que dar que solo ser una figura sexual. Todavía no entiendo por qué la gente es tan ignorante de satisfacer los más bajos placeres machistas en la sociedad con nosotras las transexuales.

Escuche el audio con la entrevista completa, transmitida en el Informativo Mesoamericano Voces Nuestras:

Download Icon
Template Design © VibeThemes. All rights reserved.
vocesnuestras.org

Si desea consultar disponibilidad del estudio de grabación favor llenar el siguiente formulario:

    Nombre de Organización o persona que desea alquilar:
    Nombre de persona que estará a cargo:
    Correo electrónico:
    Celular:
    Fecha que desea
    grabar:

    Selecciones el tipo de servicio que desea cotizar

    Skip to content