Abogado Rubén Chacón opinó sobre conflicto territorial de Salitre

Rubén Chacón: ?La gente no indígena no tendrá posibilidad de ser indemnizada?

Fabiola Pomareda / Voces Nuestras, [email protected]

La gente no indígena que está desde hace muchos años dentro de la zona de Salitre, en Buenos Aires de Puntarenas, no va a tener posibilidades de ser indemnizada porque legalmente no entran dentro de la figura que posibilita esa indemnización, aclaró a Voces Nuestras Rubén Chacón Castro, abogado e investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad de Costa Rica (UCR).

El conflicto territorial en Salitre continúa, mientras las familias indígenas de la zona continúan desprotegidas y al tiempo en que ciertos políticos siguen exigiendo que se indemnice a los finqueros.

?Hay normativa desde los años 30 que reivindica los derechos de los pueblos indígenas. En general la gente que no conoce este tema o la gente que está muy interesada en no conocerlo lo invisibiliza?, dijo Chacón.

El experto en derechos territoriales indígenas explicó que la Ley de Terrenos Baldíos de 1939 ya establece el derecho inalienable de los indígenas sobre las tierras que habitaban. A raíz de esa ley se instrumentalizaron una serie de decretos ejecutivos, siendo importante uno del año 1956, que demarca los territorios indígenas de la Zona Sur, de Puntarenas. Luego se promulgaron otros instrumentos jurídicos hasta llegar a la Ley Indígena de 1977.

Dicha ley de 1977 establece que cualquier persona no indígena ?poseedora de buena fe? o propietaria con títulos inscritos en el Registro Público, tiene derecho a ser indemnizada  para que los indígenas puedan recuperar esas tierras.

Pero Chacón, quien es asesor jurídico de pueblos indígenas a través del Programa Indígena de la Iglesia Luterana, señaló que precisamente numerosas personas no indígenas no tienen cómo probar que su posesión es de buena fe.

La variable de ?la buena fe?

La indiferencia de los gobiernos, la presión de sectores políticos y económicos y la lentitud de los procesos judiciales de recuperación de tierras es lo que ha colmado la paciencia de las familias indígenas.

El conflicto en Salitre resurgió en julio del año pasado, cuando varias familias indígenas entraron en fincas de la zona y levantaron allí sus campamentos, después de un periodo de tregua. Finqueros y peones no indígenas bloquearon los caminos y fue cuando inició la violencia.

En diciembre pasado, la Defensoría de los Habitantes envió un informe al Ministerio de la Presidencia, que señaló la desprotección que padecen las familias indígenas y denunció que el Gobierno incumplió compromisos adquiridos en julio del 2014, que incluían mantener la presencia policial en la reserva e iniciar un censo de propiedades.

Recientemente el diputado del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), Gerardo Vargas propuso usar recursos de la Junta de Desarrollo Regional de la Zona Sur (JUDESUR) para indemnizar y expropiar tierras a los ?poseedores de buena fe? que viven en Salitre.

No obstante, frente a estas propuestas, Chacón aseveró que este es uno de los puntos álgidos de la problemática.

?Hay grandes intereses económicos de ganaderos y grandes terratenientes de esta zona que por supuesto saben, sabían y seguirán sabiendo que no tienen derecho a ser indemnizados y en general es porque esta gente adquirió esta tierra de manera violenta o por medio de ciertos subterfugios que hacen que no puedan declarar nunca que son de buena fe?, dijo Chacón.

?Esas personas, ante su frustración y ante la evidencia de que no van a poder ser indemnizados, desatan esas campañas de desinformación tratando de que la opinión pública desconozca los alcances de la ley?, agregó el abogado.

Otro argumento de Chacón es que si alguien llega a estos territorios en el 2015 verá que allí hay gente indígena; y con más razón en los años 50s o 70s. ?Ninguna persona podría alegar que actuó de buena fe si se apropió de lugares donde habitaban fundamentalmente pueblos indígenas y se conocía que eran tierras indígenas?.

¿Qué hacer con la gente no indígena?

La Viceministra de la Presidencia, Ana Gabriel Zúñiga, que tiene a su cargo este caso, aseguró que se trabaja por abordar la problemática de una manera integral, ya que durante 50 años los Gobiernos no hicieron nada para recuperar estas tierras y por lo tanto esto les llevará más tiempo.

¿Qué hacer con la gente no indígena que está en estas tierras?

Chacón contó que hay territorios en la zona de Buenos Aires donde poco a poco ha aumentado el número de hectáreas de tierras en manos de indígenas por procesos agrarios judiciales que reivindicaron sus derechos y porque en los últimos 10 años menos indígenas siguieron deshaciéndose de sus tierras.

El abogado lleva varios casos judiciales; pero muchos son del año 2002 y 2004 y todavía no se vislumbra la sentencia.

?En todos los casos los casos se ganan. Se determina que la gente no indígena debe salir judicialmente del territorio y eso lo sabe la gente de Salitre pero ellos dicen que no tienen tiempo para estar recuperando hectáreas cada 10 o 12 años?, comentó Chacón.

El jurista también apuntó que en general la gente no indígena que está dentro de Salitre tiene fincas ganaderas o sin ningún tipo de actividad. Otros tienen fincas pequeñas; pero esos viven en relación de coexistencia y equilibrio con las comunidades indígenas. Chacón opina que si se hiciera un estudio integral de la problemática agraria de la Zona Sur se determinaría que los indígenas estarían dispuestos a mantener esa coexistencia pacífica con esos sectores campesinos.

También dijo que las acciones violentas contra los indígenas de los últimos meses han sido protagonizadas por gente de fuera del territorio o humildes jornaleros de terratenientes, que incluso están ligados con políticos de los grandes partidos.

El territorio indígena de Salitre se estableció en 1982 y entre sus poblados están Olán, Sipar, Palmital, Río Azul, Yeri, Santa Candelaria, Salitre Centro, Puente y Alto Calderón. Abarca un territorio de 11.700 hectáreas y se calcula que allí viven unos 1.285 indígenas. Hacia el sur limita con fincas piñeras de la empresa Pindeco.

Además de Salitre, son pocos los territorios donde persisten este tipo de conflictos, según Chacón, quien citó los límites de la zona de Chirripó, Kekoldi en la zona del Caribe, Guatuso, Matambú y las partes bajas de Talamanca.

Download Icon
Template Design © VibeThemes. All rights reserved.

Si desea consultar disponibilidad del estudio de grabación favor llenar el siguiente formulario:

    Nombre de Organización o persona que desea alquilar:
    Nombre de persona que estará a cargo:
    Correo electrónico:
    Celular:
    Fecha que desea
    grabar:

    Selecciones el tipo de servicio que desea cotizar

    Skip to content