Campaña - Esto Si es Urgente

Compartimos las producciones de la campaña “Esto Sí es urgente” a través de la cual presentamos algunas historias que reflejan las violencias y desigualdades de género a las que nos enfrentamos las mujeres en el actual contexto de pandemia por Covid-19.

En estas imágenes se refleja también un Estado negligente ante la violencia, cuyas respuestas son insuficientes para hacerle frente a la vida, para sentirnos seguras, cuidadas, para asegurar la garantía de nuestros derechos.

Esto sí es urgente. Es urgente reconocer que la violencia también es una pandemia y que enfrentamos la crisis en condiciones abismalmente desiguales. Es urgente que el Estado coloque los derechos de las mujeres en el centro de la política pública, de la política económica y de la política sanitaria.

Suscribimos las exigencias que promueve la Colectiva por el Derecho a Decidir para que los servicios de salud no posterguen la disponibilidad de métodos anticonceptivos y anticoncepción de emergencia para mujeres y otras personas con capacidad de gestación, no solo por su derecho a la autodeterminación, sino como una barrera de protección ante la violencia sexual.

- Comunicado oficial

- Sitio web Colectiva por el Derecho a Decidir

- Nota informativa

------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Durante la pandemia muchas mujeres trans se enfrentan a un trato desigual y violento en el acceso a servicios, donde su lucha por vivir se topa siempre con “esto no es urgente”.

Esto sí es urgente. Es urgente reconocer que la violencia también es una pandemia y enfrentamos la crisis en condiciones abismalmente desiguales. Es urgente que el Estado coloque los derechos de las mujeres en el centro de la política pública, de la política económica y de la política sanitaria.

Durante la pandemia muchas mujeres asumen dobles y triples jornadas de trabajo doméstico y de cuido, sin reconocimiento, sin remuneración y viendo limitado su tiempo y desgastada su salud. Las mujeres migrantes y las mujeres adultas mayores se enfrentan a esta situación en mayores condiciones de vulnerabilidad.

Esto sí es urgente. Es urgente reconocer que la violencia también es una pandemia y enfrentamos la crisis en condiciones abismalmente desiguales. Es urgente que el Estado coloque los derechos de las mujeres en el centro de la política pública, de la política económica y de la política sanitaria.

 

 

Es urgente reconocer que la violencia también es una pandemia y enfrentamos la crisis en condiciones abismalmente desiguales. Es urgente que el Estado coloque los derechos de las mujeres en el centro de la política pública, de la política económica y de la política sanitaria.

 

Mujeres migrantes y refugiadas que huyen de sus países por la violencia política y la falta de atención a la crisis de salud, pero encuentran del otro lado prácticas xenofóbicas y contra las personas sexualmente diversas por encima de sus derechos y dignidad.